La materia (también del arte) se organiza a si misma caóticamente o no…para informar en todas direcciones, movimiento, escala. Percibirla es poder dialogar con ella, quizá, aparentemente.